Traduzca la página
Problemas sexuales en la mujer

Problemas de excitación sexual en la mujer.

mujerylunamujeryvida2.jpg


Ayuda y consejos para este tema.


Normalmente cuando interactuamos sexualmente o mientras mantenemos relaciones sexuales, nuestro organismo experimenta una serie de cambios, tanto físicos como mentales.

Entre los mentales podemos citar las emociones, o los pensamientos que se nos meten en la cabeza mientras estamos manteniendo relaciones sexuales, en cuanto a los físicos, decir que son menos sutiles que los mentales, ya que consisten en cambios muy evidentes como es la alteración respiratoria, una tensión muscular…

Se puede dividir la respuesta sexual en cuatro etapas; la del deseo, la de la excitación, el orgasmo en sí mismo y la resolución.
Las mujeres que tienen problemas en la excitación sexual, evidentemente no llegan a la segunda etapa, por regla general.

Pueden presentar algún tipo de deseo pero lo más frecuente que se da en estos casos, es todo lo contrario, que lleven asociado algún problema o dificultad en el deseo sexual.


¿Qué se entiende por falta de excitación en una mujer?
Principalmente cuando hablamos de este tipo de problemas, nos referimos a que estas mujeres no experimentan los cambios fisiológicos típicos de la excitación sexual, como es la lubricación, la tumefacción vaginal, tensión muscular…por otro lado tampoco disfrutan de las sensaciones subjetivas que están asociadas a la excitación sexual.
Una de las definiciones más consensuada es la que nos aporta la APA, la que consiste en:
“Fracaso completo o parcial, persistente o recurrente, en obtener o mantener la respuesta de tumefacción y lubricación propias de la excitación sexual, hasta la terminación de la actividad sexual; o la ausencia persistente o recurrente de la sensación subjetiva de excitación sexual y de placer en la mujer durante la actividad sexual”.
 
Criterios diagnósticos del trastorno de la excitación sexual en la mujer. DSM-IV


A. Incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener la respuesta de lubricación propia de la fase de excitación, hasta la terminación de la actividad sexual.

B. El trastorno provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.

C. El trastorno sexual no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otra disfunción sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.

Factores que influyen en la excitación femenina
Si hablamos de los factores orgánicos que entran en juego en los problemas de excitación femenina, nos encontramos que no se conocen posibles determinantes orgánicos que originen este trastorno sexual, aunque si hay que decir que tras un embarazo o una vez iniciada la menopausia aparece este tipo de problema en algunos casos.

 La explicación que se da tanto para después del embarazo como en la menopausia es un cambio hormonal lo suficientemente importante como para provocar en determinados casos la ausencia de respuesta vaginal ante una excitación sexual.

Dentro del apartado de los factores psicológicos, normalmente suelen ser aprendidos, nos encontramos con que aquí sí desempeñan un importante papel en este tema de los problemas de excitación femenina.

Nos podemos encontrar con mujeres que sienten un tremendo sentimiento de vergüenza a que vean o sientan otros, su excitación, también nos podemos encontrar con la falta de conocimiento sobre el funcionamiento sexual

En una relación sexual donde el hombre sólo piensa en su satisfacción personal, también pueden darse este tipo de problemas de excitación por parte de la mujer, no pudiendo llegar a excitarse de forma normal.

Debemos tener presente que una persona con problemas de excitación sexual puede estar experimentando en el momento de la relación, ansiedad o incluso miedo a la relación creándose un sentimiento negativo que puede asociarse al momento, con lo que se produciría una asociación negativa entre excitación y sexo.


Tratamiento terapéutico recomendado para los problemas de excitación sexual en la mujer.

Una vez realizado el estudio del problema sabremos si se trata de una etiología orgánica o psicológica. Si la causa primaria es física, se trata primeramente esta pasando después a la terapia psicológica.
La terapia que recomendamos para este tipo de problemas es aquella que tiene como objetivos, logar que la mujer se abandone a las sensaciones sexuales placenteras y sea capaz de reconocerlas a un nivel subjetivo.
Se van dando una serie de pautas progresivas, las cuales la mujer irá realizando hasta llegar al objetivo final de la terapia y solución del problema.
Un ejemplo de alguno de los ejercicios utilizados para este problema son los de Kegel que consisten en ejercitar los músculos pélvicos de la mujer para permitir que aumente la sensación de placer.


Problemas de orgasmo en la mujer.
Dentro de los tipos de problemas sexuales se encuentra la inhibición del orgasmo, cuya presencia en terapia suele estar en torno a un 30% de los casos.
Normalmente las mujeres que acuden a terapia con este tipo de disfunción, lo hacen de muy diferente manera.

Podemos encontrarnos con mujeres que nunca han experimentado un orgasmo en su vida, pero también se dan casos en los que no consiguen tener un orgasmo con su pareja, pero al masturbarse ellas solas sí lo consiguen.

Existen casos en los que si consiguen llegar al orgasmo mediante la estimulación manual u oral, por parte de la pareja, pero en el momento del coito no se produce el orgasmo. Otras mujeres han experimentado orgasmos en algún momento de su vida, pero después no lo han vuelto a tener… Es fácil darse cuenta que este problema puede presentarse de múltiples formas.


En este pequeño párrafo podemos apreciar una diferencia entre los diferentes tipos de ejemplos que presentamos y es que hay mujeres que nunca han conseguido llegar al orgasmo, se denomina “disfunción orgásmica primaria”, y mujeres que sí han tenido orgasmos pero por alguna razón no pueden tenerlos en la actualidad o lo consiguen en alguna ocasión, este tipo de denomina “disfunción orgásmica secundaria”.

Criterios para el diagnóstico del trastorno orgásmico femenino
Los criterios dados por el DSM-IV al trastorno orgásmico femenino son:

A. Ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal. Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación que desencadena el orgasmo. El diagnóstico de trastorno orgásmico femenino debe efectuarse cuando la opinión médica considera que la capacidad orgásmica de una mujer es inferior a la que correspondería por edad, experiencia sexual y estimulación sexual recibida.

B. La alteración provoca malestar acusado o dificultad en las relaciones interpersonales.

C. El trastorno orgásmico no se explica mejor por la presencia de otro trastorno (excepto otro trastorno sexual) y no es debido exclusivamente a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas o fármacos) o a una enfermedad médica.

Tratamiento anorgasmia, terapia para resolver la inhibición del orgasmo femenino.
Como en casi todos los problemas sexuales también dentro de los trastornos orgásmicos, no hay que olvidarse tratar primeramente las posibles causas físicas que se puedan presentar.
Una vez estudiado el plano físico, pasamos al psicológico. La terapia que se suele utilizar en estos casos tiene como objetivo el reaprendizaje de nuevas formas de estimulación.

Otro objetivo primordial del tratamiento de anorgasmia es el de trabajar con las posibles fuentes de inhibición que estén impidiendo el poder llegar al orgasmo.


Hay casos en los que la mujer no es capaz de llegar al orgasmo mediante ninguna forma de estimulación, en este tipo de problemas optaremos por investigar los sentimientos que experimenta ante la masturbación.
Esta terapia tiene unos resultados muy positivos.


 Mujer y Vida.

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)