Traduzca la página
Histerectomia en que consiste

HISTERECTOMIA: LO QUE DEBE SABER

4953_112804793265_741938265_3004009_5450665_n.jpg

                         HISTERECTOMIA: LO QUE DEBE SABER


Si usted sufre de una de las enfermedades descritas aquí, es posible que su médico le haya dicho que necesita una histerectomía. Esta sección describe los diferentes tipos de histerectomía y algunas de las cosas que le convendría considerar antes de decidir acerca de esta operación.

Cerciórese de que entiende todas las opciones de tratamiento disponibles, y los riesgos y beneficios de cada una. Luego examínelas cuidadosamente con su médico para elegir la más adecuada en su caso.

La histerectomía puede aliviar los síntomas de varias enfermedades:

Fibromas.

Displasias graves de cuello uterino.

Cáncer de cuello uterino.

Endometriosis.

Hiperplasia.

Prolapso uterino.

Sangrado muy abundante o irregular.

Igual que otras operaciones, la histerectomía tiene riesgos y beneficios. Como ocurre con cualquier operación, existe cierto riesgo relacionado con la anestesia y la operación en sí. Después de la operación usted debe hacer todo con calma. Necesitará ayuda con los quehaceres del hogar, las compras y para acarrear cosas. Si tiene hijos pequeños, necesitará que alguien le ayude a ocuparse de ellos.

Después de la histerectomía nunca más tendrá la regla y no podrá quedar embarazada. Si se le extirpan los ovarios puede tener síntomas relacionados con la menopausia. En la actualidad se recomienda si es posible, la conservación de los ovarios en todas las edades. Más aún si es menor de 50 años

Vivir con una enfermedad uterina no cancerosa puede ser doloroso, enervante, agotador y a veces peligroso. Pero no tiene que sufrir, porque existen tratamientos y en muchos casos no es necesario que renuncie a su capacidad de quedar embarazada. La histerectomía no siempre es la única, o ni siquiera la mejor opción.

La decisión en cuanto al tratamiento adecuado debe tomarla con su médico y su familia. Siempre es aconsejable hablar de sus opciones con más de un médico. También es importante hacer saber a sus seres queridos que necesitará apoyo y ayuda mientras recibe el tratamiento.

Datos sobre la histerectomía

¿Sabía usted que...

...la histerectomía es la segunda más frecuente operación entre las mujeres, y que sigue sólo a la operación cesárea?

...estudios recientes indican que aproximadamente el 15 por ciento de las histerectomías no son necesarias?

...las tasas de histerectomía son mucho más elevadas en los Estados Unidos que en Noruega, Suecia o Inglaterra?

...a los 65 años de edad, más del 37 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos habrá tenido una histerectomía?

...en 1996 se realizaron aproximadamente 556.000 histerectomías en mujeres de este país?

...las mujeres estadounidenses tienen más probabilidades de someterse a una histerectomía si viven en el sur o en la región del oeste medio?

...los médicos graduados más recientemente tienden a recomendar menos la histerectomía?

...casi las tres cuartas partes de las histerectomías se realizan cuando las mujeres tienen entre 30 y 54 años de edad?

Preguntas que debe hacer a su médico

A continuación hay una lista de preguntas que le convendría hacerle al médico. No todas son adecuadas en su caso, pero tal vez le ayuden a organizar sus ideas e inquietudes.

¿Cómo se llama la enfermedad que tengo?

¿Cuál cree que es la causa de mi enfermedad?

¿Se relaciona a una enfermedad de transmisión sexual? De ser así, ¿qué debo decirle a mi compañero? ¿Qué puede hacerse para que yo y mi compañero nos protejamos?

¿Dónde puedo obtener más información acerca de mi enfermedad?

¿Qué opciones de tratamiento tengo (tratamiento hormonal, otro tipo de medicamento, observación, operación u otra posibilidad)?

¿Qué tratamiento me recomendaría? ¿Por qué?

¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a aliviar mis síntomas?

¿Hay maneras de resolver el problema sin tener que operarme o tomar medicamentos?

Si necesito operarme, ¿cuánto tiempo llevará recuperarme? ¿Qué limitaciones tendré en mis actividades, incluidas las relaciones sexuales? ¿Qué ocurriría si decido no operarme o recibir otro tratamiento, o si deseo posponer el tratamiento por un tiempo?

Sea cual sea el tratamiento que recomiende su médico, debe obtener una segunda opinión e informarse lo más que pueda acerca de lo siguiente:

Cómo se efectuará el procedimiento o cuáles medicamentos se le darán. Cómo puede tratarse el dolor. Cómo va a ser el período de recuperación después de la operación o de otro tratamiento. Cuáles son los efectos secundarios comunes del tratamiento y qué puede hacerse al respecto. Si el tratamiento afectará su capacidad de quedar embarazada.

Tal vez haya pensado en otras preguntas que desee hacer. En tal caso, es conveniente que haga una lista antes de ver al médico.

Modificado y revisado de U.S.Department of Health and Human services por José Javier Salvá Garau. Ginecólogo.

Mujer y Vida

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)