Traduzca la página
Cáncer de Ovario
mujerdeespaldamujeryvida.jpg

 El cáncer de ovario

Es la tercera causa más común de cáncer ginecológico en la mujer

Los ovarios son las glándulas reproductivas de la mujer que producen los óvulos para la reproducción y miden alrededor de 2-4cm de diámetro. Los óvulos viajan a través de las trompas de Falopio hacia el útero donde el óvulo fertilizado se implanta y se desarrolla en un feto.

El cáncer de ovario es la tercera causa más común de cáncer ginecológico en la mujer, del cáncer de mama y de cuello de útero. Nueve de cada 100.000 mujeres padecen de este tipo de cáncer y el 80 por ciento de los casos ocurre en mujeres mayores de 60 años. El diagnóstico es generalmente tardío y los pacientes presentan enfermedad avanzada al momento del diagnóstico.

El pronóstico del cáncer de ovario está relacionado con la edad de la paciente, el tamaño del tumor, el estadio de la enfermedad, tipología celular, volumen de la enfermedad previo a la cirugía, tumor residual luego de la cirugía inicial y la respuesta a la quimioterapia. La sobrevida global es de alrededor del 25 por ciento en cinco años. Entre el 50-70 por ciento de los pacientes recaen en 2 años luego de la primera línea de tratamiento con quimioterapia, la única opción de tratamiento actualmente disponible.


Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. Las enfermedades oncológicas son responsables de la muerte de aproximadamente 63.000 personas cada año (el 12 por ciento de todas las defunciones). Fuente WHO Global InfoBase.

Sin embargo, hay factores esperanzadores: el 30 por ciento de las muertes por cáncer son prevenibles; hace falta seguir educando e informando sobre esta enfermedad.

Asimismo, desde el punto de vista científico, los tratamientos médicos han avanzado significativamente, prolongando la vida de los pacientes, mejorando su calidad de vida, y en algunos casos diagnosticados y tratados precozmente permitiendo hablar de cura.

Fuente WHO Global InfoBase.

Hacia la detección precoz del cáncer de ovario

temporalolas.jpg

Un análisis de sangre y una ecografía vaginal ayudan al diagnóstico precoz de este tumor

Los resultados definitivos sobre la utilidad de estas pruebas se conocerán en 2014

De momento, y a pesar de los buenos datos, los investigadores se muestran cautos

El carcinoma de ovario es el tumor ginecológico que más mortalidad causa en la mujer debido a que alrededor del 80 por ciento de los diagnósticos se realiza en estados avanzados de la enfermedad.

Un estudio publicado en The Lancet Oncology describe el uso de un análisis de sangre y una ecografía transvaginal para dar con este cáncer en su fase temprana. Sus autores se muestran cautos a pesar de que los resultados son positivos.

La ausencia de síntomas retrasa la detección del cáncer de ovario y dificulta la supervivencia de la paciente. Las mujeres diagnosticadas en un estadio III ó IV (avanzados) tienen una tasa de supervivencia baja, del 20por cierto-30 por cierto a los cinco años. Hasta la fecha, no existe ninguna prueba capaz de diagnosticar de forma eficaz esta patología en sus fases tempranas.

Un equipo de investigadores del University College de Londres han probado la utilidad de dos técnicas para detectar el cáncer de ovario. Para ello, escogieron a algo más de 200.000 mujeres postmenopáusicas y las asignaron a tres grupos distintos. El primero, compuesto por 100.000 participantes, no fue sometido a prueba especial alguna. Del resto, la mitad fue controlada con una ecografía transvaginal anual. Las demás se hicieron un análisis de sangre en busca del marcador tumoral CA-125 y si éste sugería alguna anomalía se les realizó una ecografía.

Es pronto para saber su verdadera utilidad

El uso de ambos regímenes de diagnóstico mejoró de forma similar las tasas de detección del cáncer de ovario y los porcentajes de tumores en estadios tempranos hallados (48 por cierto).

Sin embargo, muchos de los resultados positivos eran falsos, especialmente cuando sólo se utilizaba la ecografía, y esas mujeres se sometieron a cirugías innecesarias.

"Hemos demostrado que podemos identificar a la gran mayoría de mujeres con cáncer de ovario más pronto de lo que lo hubiéramos hecho con otros métodos y antes de que presentaran síntomas", ha explicado Ian Jacobs, director del Instituto de Salud de la Mujer de la universidad británica y director del ensayo.

Debido a que muchas de ellas estaban en fases iniciales de la enfermedad "tenemos razones para pensar que esto [la técnica diagnóstica] puede salvar vidas", ha añadido Jacobs.

Precisamente, para averiguar si la introducción de estas pruebas reduce la mortalidad a causa del carcinoma de ovario, el equipo dirigido por Jacobs prolongará el ensayo hasta 2014. Hasta entonces, no será posible sopesar si los beneficios de esta forma de cribaje superan a los costes y los riesgos.


Al margen de las cautelas, los investigadores reconocen que ambas estrategias de screening "son válidas para implantarse a gran escala y capaces de detectar carcinomas de ovario en fases tempranas".

Doctor. José Javier Salva Garau.  Ginecólogo

Mujer y Vida

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)