Traduzca la página
Radioterapia Cáncer de mama

Radioterapia

CancerMamamujeryvida.jpg

La radioterapia es un tratamiento con rayos o partículas de alta energía que destruyen las células cancerosas. Este tratamiento se puede usar para eliminar cualquier célula cancerosa que haya quedado en el seno, la pared torácica o en el área axilar después de la cirugía de conservación del seno. También la radiación puede ser necesaria después de la mastectomía en pacientes donde el cáncer mide más de 5 cm o cuando los ganglios linfáticos son positivos al cáncer.


La radioterapia puede administrarse de dos formas principales.


Radioterapia externa Este es el tipo más común de radioterapia para las mujeres con cáncer de seno. La radiación se concentra, desde una máquina externa al cuerpo, al área afectada por el cáncer.


La extensión de la radiación depende de si se ha hecho una tumorectomía o una mastectomía, y si los ganglios están o no afectados. Si se hizo una tumorectomía, se administra radiación a todo el seno y un refuerzo adicional de radiación se administra al área del seno donde el cáncer se extirpó para prevenir que regrese en esa área. Dependiendo del tamaño y la extensión del cáncer, la radiación pudiera incluir la pared torácica, así como el área debajo del brazo. En algunos casos, el área tratada también puede incluir los ganglios linfáticos supraclaviculares (los ganglios que se encuentran sobre la clavícula) y los ganglios linfáticos mamarios internos (los ganglios que se encuentran debajo del esternón en el centro del tórax).


Cuando se administra después de la cirugía, generalmente la radioterapia externa no se inicia sino hasta que se permite que los tejidos sanen, a menudo durante un mes o más. Si también se va a administrar quimioterapia, por lo general se retrasa la radiación hasta que la quimioterapia sea completada.


Antes de iniciar el tratamiento, el equipo de radiación cuidadosamente tomará medidas para determinar los ángulos correctos para emitir los haces de radiación, y las dosis adecuadas de radiación. Entonces el equipo de radiación hará unas marcas o pequeños tatuajes con tinta en la piel de la paciente, que posteriormente utilizará como guía para concentrar la radiación en el área correcta. Puede que usted quiera hablar con el equipo de profesionales que atiende su salud para saber si estas marcas serán permanentes.


Las lociones, los polvos, los desodorantes y los antiperspirantes pueden interferir con la radioterapia externa. Por lo tanto, el equipo de profesionales que le atiende puede indicarle si debe evitar el uso de éstos hasta que se concluyan los tratamientos.


La radioterapia externa es muy similar a la radiografía, pero la radiación es más intensa. El procedimiento en sí no causa dolor. Cada tratamiento dura sólo unos minutos, aunque el tiempo de preparación (colocarle en el lugar correcto para el tratamiento) usualmente toma más.


La forma más común de administrar radiación al seno es cinco días a la semana (de lunes a viernes) por aproximadamente seis semanas.


Radiación acelerada al seno: el método convencional de administrar radiación externa cinco días a la semana por muchas semanas puede ser inconveniente para muchas mujeres. Algunos médicos ahora están usando otros programas, como administrar dosis ligeramente mayores por sólo tres semanas, lo que parece funcionan casi tan bien. Administrar radiación en dosis más elevadas usando menos tratamientos se conoce como radioterapia hipofraccionada. Actualmente se están estudiando nuevos métodos de administrar radiación por un periodo de tiempo aún más corto. En uno de los métodos, se administran mayores dosis de radiación cada día, pero el curso de radiación es acortado a sólo cinco días. Mediante otro método, conocido como radioterapia intraoperativa, se administra sólo una dosis grande de radiación en el quirófano justo después de la tumorectomía (antes de cerrar la incisión en el seno).


En la sección “Braquiterapia”, se ofrece más información sobre otras formas de radiación acelerada. Se espera que estos métodos más nuevos puedan probar que son al menos iguales que la radiación al seno actual y convencional, aunque se han realizado pocos estudios para comparar directamente estos nuevos métodos con la radioterapia convencional.

Se desconoce si los métodos más nuevos serán tan eficaces como la radiación convencional después de muchos años. Por esta razón, muchos médicos siguen considerándolos como experimentales. Las mujeres que estén interesadas en estos métodos puede que quieran preguntarles a sus médicos sobre la participación en un estudio clínico que se esté realizando actualmente sobre radiación acelerada al seno.


Radioterapia conformal 3D: en esta técnica, la radiación se administra con máquinas especiales de manera que sea dirigida mejor al área donde estaba el tumor. Esto permite preservar más el seno sano. El tratamiento se administra dos veces al día por cinco días.


Posibles efectos secundarios de la radiación externa: los efectos secundarios principales a corto plazo de la radioterapia externa son inflamación y pesadez del seno, cambios en la piel del área tratada que son similares a las quemaduras solares, y cansancio. Su médico puede que le aconseje sobre evitar la exposición de la piel tratada a los rayos solares, ya que puede empeorar los cambios que ocurren en la piel. Los cambios en el tejido y la piel del seno generalmente desaparecen en seis a doce meses.


En algunas mujeres, el seno se reduce de tamaño y se torna más firme después de la radioterapia. La radiación también afecta las probabilidades de que una mujer puede someterse a una reconstrucción del seno. La radioterapia a los ganglios linfáticos axilares también puede causar linfedema (esto se analiza en la sección "¿Qué sucede después del tratamiento del cáncer de seno?").


En pocos casos, la radioterapia puede debilitar las costillas, lo que podría ocasionar una fractura. En el pasado, era probable que partes de los pulmones y del corazón recibieran algo de radiación, lo que podría conducir a daño a largo plazo de estos órganos en algunas mujeres. El equipo moderno de radioterapia permite a los médicos enfocar mejor los rayos de radiación, por lo que estos problemas son poco comunes hoy día.


Una complicación de la radiación al seno que se presenta en muy pocas ocasiones consiste en otro cáncer llamado angiosarcoma (remítase a la sección “¿Qué es el cáncer de seno?” Estos cánceres que ocurren en pocas ocasiones pueden crecer y propagarse rápidamente.


Braquiterapia La braquiterapia, también conocida como radiación interna, es otra manera de administrar radiación. En lugar de aplicar los rayos de la radiación desde el exterior del cuerpo, las semillas o perdigones radioactivos se colocan directamente en el tejido del seno adyacente al cáncer. Se usa con más frecuencia como una manera de añadir un refuerzo de radiación al área del tumor (junto con radiación externa a todo el seno), aunque también se puede usar por sí solo (vea información más adelante). Puede que el tamaño del tumor, la locación y otros factores limiten quién puede obtener braquiterapia.


Existen diferentes tipos de braquiterapia.


Braquiterapia intracavitaria: este método de braquiterapia consiste en un pequeño globo adherido a un tubo delgado. El globo desinflado se inserta en el espacio dejado por la tumorectomía y se llena con una solución de agua salina. Esto se puede hacer al momento de la tumorectomía o en un periodo de varias semanas después. El globo y el tubo se dejan en el lugar durante todo el tratamiento (con el extremo del tubo sobresaliendo del seno).

os veces al día, se coloca una fuente de radioactividad en el medio del globo a través del tubo y entonces se remueve. Esto se hace durante cinco días como tratamiento ambulatorio. Luego, el globo se desinfla y se remueve. Este sistema lleva el nombre de marca, Mammosite®. Este tipo de braquiterapia también puede ser considerada como una forma de radiación acelerada al seno.

Como otras formas de radiación acelerada al seno, no existen estudios que comparen directamente los resultados de este tipo de radiación con la radiación externa convencional. Se desconoce si los resultados a largo plazo serán igualmente favorables.


Braquiterapia intersticial: en este método, se insertan varios tubos pequeños y huecos, llamados catéteres, en el área alrededor de la tumorectomía y se dejan en ese lugar por varios días. Cada día se insertan partículas radioactivas en los catéteres por un corto periodo de tiempo y luego son removidas Este método de braquiterapia ha estado disponible por más tiempo (y tiene más evidencia para apoyarlo), pero ya no se usa tanto.


Aunque estos métodos algunas veces se usan como maneras de añadir un refuerzo de radiación al área del tumor (junto con radiación externa a todo el seno), estos métodos también se han estado estudiando en estudios clínicos como la única fuente de radiación para mujeres que se han sometido a la tumorectomía.

En este sentido, también pueden ser consideradas formas de radiación parcial acelerada al seno. Los resultados preliminares han sido promisorios, pero los resultados a largo plazo aún no están disponibles.

Además, aún no está claro si la radiación administrada sólo al área que rodea el cáncer reducirá las probabilidades de que el cáncer regrese tanto como administrar radiación a todo el seno. Probablemente se necesitarán los resultados de los estudios que se realizan actualmente antes de que más médicos recomienden radiación parcial acelerada al seno como una opción de tratamiento convencional.

Fecha de última actualización: 09/29/2009

Fecha de último cambio o revisión: 11/23/2009

http://www.cancer.org/Espanol/cancer/cancerdeseno/Guiadetallada/cancer-de-seno-tratamiento-radiacion

Viajes y salud.
Noticias
Con una analítica de sangre, podrán detectar en un cáncer de mama. El riesgo de metástasis, en 3 años antes. Identifica ADN circulante con la &...
Un hallazgo casual que puede cambiar la medicina contra el cáncer. Por casualidad, científicos británicos han identificado una proteína que ...
Hoy 8 de marzo del 2015 se celebra el Día Internacional de la Mujer.   El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar y...
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a u...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentand...
© Mujer y Vida (2011)