Traduzca la página
Noticias

Secciones

La osteoporosis provoca una fractura vertebral en una de cada tres mujeres mayores de 50 años

Ama tus huesos. Éste es el lema bajo el que se va a celebrar este año el Día Mundial de la Osteoporosis. “Con él, la Fundación Internacional de la Osteoporosis (IOF) pone de manifiesto el énfasis que los especialistas queremos hacer en lo que respecta a la importancia de la adherencia al tratamiento.

Hay que tener en cuenta que dos de cada tres mujeres con osteoporosis posmenopáusicas atendidas en atención primaria no cumplen adecuadamente con su tratamiento. Es un hecho que el 60% lo abandona al año o a los dos años de inicio de la terapia, debido, entre otras causas, a que, por las peculiaridades de la enfermedad, las pacientes no ven beneficios tangibles.

Por eso es tan importante concienciarlas de que el tratamiento supone la mejor prevención a largo plazo”, explicó el doctor Manuel Díaz Curiel, presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO).

 

Esta enfermedad crónica, que afecta a más de 3,5 millones de personas en España, se conoce como la “epidemia silenciosa”, ya que en muchos casos se diagnostica ante la aparición de fracturas sin síntomas previos.

Tal y como explicó el doctor Díaz Curiel, un dato desconocido por la población es que una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura vertebral debida a osteoporosis. “Hay que luchar contra esta elevada incidencia, tanto desde el punto de vista del diagnóstico y la instauración del tratamiento más adecuado como mediante el correcto seguimiento de este tratamiento, un aspecto en el que resulta fundamental una buena relación entre el paciente y el personal sanitario, de forma que se pueda resolver al instante cualquier duda o problema causado por el abandono”.

 

Así mismo, el presidente de FHOEMO destacó la importancia de conseguir que arraiguen entre la población los mensajes referentes a los tres pilares básicos sobre los que se basa la prevención de la osteoporosis: una dieta rica en calcio, una vida saludable y la inclusión de la vitamina D en la alimentación.

 

“El consumo inadecuado de calcio durante toda la vida está relacionado con la disminución de la densidad ósea y con un alto índice de fracturas. En cuanto a los hábitos de vida saludables, está demostrado que el sedentarismo y la falta de actividad física son, junto con el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol, algunos de los factores implicados en la aparición de la osteoporosis”.

 

Respecto a la vitamina D, el experto destacó que, contrariamente a lo que pueda parecer teniendo en cuenta la cantidad de horas de sol de las que disfrutamos en nuestro país, los estudios han mostrado unos niveles de vitamina D en sangre tan bajos como, por ejemplo, los de las poblaciones de los países nórdicos. “Esto se explica, por un lado, por la cultura de 

fotoprotección, que ha calado con fuerza en la población dando como resultado una menor exposición al sol, y, por otro, a que desde hace tiempo en los países del norte de Europa se fortifican los alimentos con vitamina D de forma habitual. Esta estrategia es algo que ya se empieza a contemplar en España”.

 

En cuanto a las opciones de tratamiento, el doctor Díaz Curiel señaló que actualmente hay una gran variedad de fármacos que resultan efectivos no sólo sobre la masa ósea sino también sobre la calidad del hueso. “Lo importante es que el tratamiento se ajuste a una serie de características: que sea eficaz, fácil de tomar y administrar, bien tolerado por los pacientes, que su ingesta se adecue a las indicaciones del médico y, sobre todo, que exista una adherencia al mismo por parte del paciente”.

 

Respecto a las perspectivas de futuro en cuanto al abordaje de la osteoporosis, Díaz-Curiel señaló que si bien se ha demostrado que existe una influencia genética en la aparición de la enfermedad, hoy por hoy aún no se ha podido identificar el ‘gen de la osteoporosis’. Según el experto, “actualmente, lo más determinante en este sentido es conocer la historia clínica de la paciente y aconsejarle que extreme los cuidados y las medidas de prevención en caso de que haya antecedentes familiares de la enfermedad”.

Fuente: Univadis Medicina y mas

Noticia publicada el 20/10/2011

© Mujer y Vida (2011)