Traduzca la página
Noticias

Secciones

El control psiquiátrico resulta poco eficaz en mujeres con cáncer mamario (Cancer)

El cribado de los trastornos mentales en mujeres con cáncer mamario suele identificar a más pacientes que ya están bajo tratamiento que a las que lo necesitan, según concluye un equipo de la University of Pennsylvania (Estados Unidos).

Al excluir del análisis a las mujeres tratadas por depresión o ansiedad, el 95% de las nuevas pacientes oncológicas con un resultado positivo en los test de estrés no tenían depresión clínica y un 85% no tenía un trastorno psiquiátrico.

"Existe presión en la comunidad oncológica de hacer un cribado psiquiátrico a las pacientes", indicó el Dr. Steven Palmer. Pero "identificar a los pacientes que no reciben tratamiento no es tan simple como parece", agregó.

En la revista “Cancer”, el equipo del Dr. Palmer sugiere que en lugar de tratar de detectar nuevos casos de trastornos psiquiátricos en pacientes con cáncer, el tiempo y los recursos deberían administrarse mejor para garantizar que las mujeres diagnosticadas reciban un tratamiento amplio y efectivo.

El estudio incluyó a 437 mujeres con cáncer mamario recientemente diagnosticado. El equipo las evaluó con la escala Hopkins Symptom Checklist (HSCL-25) para determinar el nivel de estrés y luego les hizo una entrevista telefónica para diagnosticar los trastornos depresivos y de ansiedad generalizada.

Un tercio de las participantes obtuvo un resultado por encima del valor de corte (44) de la HSCL-25. La evaluación telefónica reveló que el 17% tenía un trastorno psiquiátrico, incluido un 8% con depresión mayor y un 3% con ansiedad generalizada.

El cribado tuvo un 74% de sensibilidad y un 76% de especificidad. El valor predictivo positivo fue del 39%, y el negativo, del 94%. El 64% de las mujeres con un diagnóstico psiquiátrico estaban tomando algún psicotrópico.

Al limitar el análisis a aquellas participantes sin medicar, la sensibilidad de la HSCL-25 para identificar trastornos psiquiátricos sin tratar se redujo al 56%, con una especificidad del 80%, un valor predictivo positivo del 23% y un valor negativo del 94%.

"La buena noticia es, por lo menos al inicio del tratamiento del cáncer mamario, que la tasa de trastornos depresivos y de ansiedad era la misma que la que se esperaría en cualquier especialidad médica", dijo el Dr. Palmer. Pero la mala noticia, agregó, es que el crinado no detectaría a las pacientes que de otra manera quedarían sin diagnosticar o sin tratar como

lo esperaban los médicos. Y algunas mujeres identificadas rechazarían recibir el tratamiento. Para el Dr. Palmer, en las pacientes sin un diagnóstico psiquiátrico, la atención oncológica y psiquiátrica deberían ir de la mano. Lo más importante es "abrir un canal de comunicación con ellas".

Fuente. Univadis.es

Noticia publicada el 01/12/2011

© Mujer y Vida (2011)