Traduzca la página
Noticias

Secciones

La THS solo de estrogenos protege a la mujer del cáncer de mama tras el fin del tratamiento

(Lancet Oncol)

Las mujeres que usan la terapia hormonal sustitutiva (THS) compuesta sólo de estrógenos parecen menos propensas a desarrollar cáncer de mama a largo plazo. Así lo ha demostrado una investigación del Fred Hutchinson Cancer Research Center (Estados Unidos), publicada “ Lancet Oncology”.

 

El estudio, basado en la observación de 7.500 mujeres de la Iniciativa de Salud de la MUJER (WHI) que tomaron estrógenos durante seis años y después pararon, descubrió que ellas eran un 20% menos propensas a desarrollar cáncer de mama y tenían menos probabilidades de morir de esta enfermedad, cinco años después del tratamiento, que aquellas que nunca habían tomado THS.

 

Para el autor principal del estudio, Garnet Anderson, "estos últimos resultados proporcionarán tranquilidad sobre la seguridad de los estrógenos en su uso durante unos cinco años en mujeres con histerectomía que busquen aliviarse de los síntomas posmenopáusicos".

 

En 1993, el ensayo WHI con estrógenos buscó investigar los efectos de los estrógenos equinos conjugados en la enfermedad crónica. Cerca de 11.000 mujeres posmenopáusicas entre los 50 y los 79 años sometidas antes a una histerectomía recibieron estrógenos o placebo durante un período de siete años. El ensayo se paró en 2004 -un año antes de lo planeado- tras detectarse un mayor riesgo de ictus y coágulos.

 

En este nuevo análisis, el equipo de Anderson registró los efectos generales de los estrógenos sobre la incidencia del cáncer de mama y su mortalidad, incluyendo el seguimiento de 7.645 mujeres -el 78% de los supervivientes originales- que fueron seguidos desde marzo de 2005 hasta agosto de 2009, unos 4,7 años después de dejar de tomar la terapia de estrógenos.

 

Descubrieron un 23% de reducción en la incidencia de cáncer de mama invasivo, en comparación con placebo -151 casos, 0,27% anual frente a 199 casos, 0,35% al año- durante un período de 12 años de seguimiento, mientras que las mujeres del grupo de estrógenos que desarrollaron cáncer de mama presentaban una reducción del 63% en las muertes por esta enfermedad -seis fallecimientos, 0,009% al año frente 16 muertes, 0.024% anual- en comparación con el grupo de placebo.

Noticia publicada el 12/03/2012

© Mujer y Vida (2011)