Traduzca la página
Noticias

Secciones

Sensibilidad al dolor por sexos

Factores biológicos, psicológicos y sociales pueden influir en el dolor


Estudios clínicos han establecido que las mujeres tienen más probabilidades que los varones de experimentar diferentes tipos de dolores recurrentes. Son numerosos los estudios en los que se han examinado los factores biológicos, psicológicos y sociales que podrían contribuir a las diferencias por sexo en cuanto a las respuestas al dolor entre varones y mujeres sanos.

Este artículo es una revisión sistemática de la literatura que comprende 129 estudios publicados entre 1998 y 2008 acerca de la influencia de los factores biopsicosociales sobre la percepción del dolor en relación con el sexo del paciente.


Los estudios de la revisión no revelaron ningún efecto, o bien revelaron efectos desiguales, de los factores hormonales (estrógenos, andrógenos, hormona del estrés) y los factores fisiológicos (presión arterial, frecuencia cardíaca, reactividad electrodérmica) sobre las diferencias de sensibilidad al dolor en relación con el sexo.

La suma temporal del dolor, la alodinia y la hiperalgesia secundaria podrían ser más acusadas entre las mujeres que entre los varones.

La hipótesis de si los sistemas endógenos de inhibición del dolor son menos eficientes en las mujeres ha dado resultados desiguales.

En lo referente a los factores psicológicos, no se cree que la depresión influya en las diferencias por sexo en cuanto a la percepción del dolor, mientras que la función que desempeña la ansiedad es incierta.

Factores sociales, como la disposición a referir dolor, podría contribuir a las diferencias por sexo en la sensibilidad al dolor.

Además, existen indicios que sugieren que los antecedentes (por ejemplo, episodios de dolor recientes) podrían influir en la sensibilidad al dolor, pero solamente en las mujeres.

Mujer y Vida

Noticia publicada el 09/05/2012

© Mujer y Vida (2011)