Traduzca la página
Noticias

Secciones

Consumir ácido acetilsalicílico podría reducir en un 20 por ciento el riesgo de cáncer de mama

     Martes, 07 de septiembre de 2010 

Un estudio realizado por la School of Public Health and Health Professions de la Universidad de Buffalo, Estados Unidos, ha comprobado que el consumo regular de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como el ácido acetilsalicílico, a dosis bajas en la edad adulta, podría reducir en casi una cuarta parte el riesgo de tener un cáncer de mama.

 

Llevado a cabo en mujeres entre los 35 y los 79 años de edad a quienes se les había diagnosticado este tipo de tumor, el trabajo acaba de publicarse en Cáncer Causes and Control.

 

Según los investigadores, la importancia del estudio radica en que “es el primero que ha investigado la asociación entre la toma de ácido acetilsalicílico durante la vida adulta y el riesgo de cáncer de mama. Los resultados obtenidos aportan evidencias de que su uso durante la vida adulta podría aportar beneficios”.

 

Relación inversa entre consumo y enfermedad

De hecho, las conclusiones han revelado que existe una asociación inversamente proporcional entre el consumo de ácido acetilsalicílico y el riesgo de desarrollar un cáncer de mama, sobre todo en mujeres que tomaban dos o más comprimidos.

 

En el estudio se analizaron tanto la frecuencia de uso mensual del ácido acetilsalicílico como el número de comprimidos en cada toma. En los resultados se registró “un descenso del 20 por ciento en el riesgo de desarrollar un cáncer de mama entre aquellas mujeres que dijeron haber tomado ácido acetilsalicílico a dosis bajas durante el año previo a la realización del estudio”. Además, las pacientes que consumían dos o más comprimidos eran las que presentaban la mayor reducción, hasta de un 26 por ciento.

 

El beneficio del ácido acetilsalicílico se registró a lo largo de todas las décadas de la vida, si bien la reducción del riesgo de cáncer de mama era mayor en el grupo de mujeres de edades comprendidas entre los 61 y 70 años, donde se llegaba al 27 por cierto. Los siguientes grupos de edad con mejores porcentajes fueron entre los 51 y 60 años, y entre los 31 y 40 años, con un 21 por ciento.

 

Aunque todavía no está claro el mecanismo mediante el cual el ácido acetilsalicílico podría actuar sobre el tumor, los autores de esta investigación señalan que la inflamación crónica podría jugar un papel importante en la carcinogénesis o formación inicial del tumor en diversos órganos, incluida la mama, y que los AINE están demostrando tener efectos preventivos mediante la inhibición de la ciclooxigenasa-2 (COX-2) y de las prostaglandinas (moléculas que intervienen en los procesos inflamatorios).

 

Este estudio se suma a otros trabajos previos realizados en este sentido, como el llevado a cabo por el Brigham and Womens Hospital y la Harvard Medical School, Estados Unidos, en más de 4.000 mujeres, publicado en Journal of Clinical Oncology, y según el cual “el consumo regular de ácido acetilsalicílico podría incrementar la supervivencia de mujeres diagnosticadas de cáncer de mama y reducir el riesgo de metástasis en un 50 por ciento comparado con aquellas que no consumen este fármaco de forma habitual”.

 

Concretamente, este trabajo reveló que el riesgo de metástasis y de muerte por cáncer de mama en las mujeres que tomaban ácido acetilsalicílico entre dos y cinco días a la semana era un 60 por ciento y un 71 por ciento más bajo, respectivamente. En pacientes que consumían ácido acetilsalicílico entre seis y siete veces por semana, estos porcentajes resultaron ser del 43 por ciento y del 64 por ciento, respectivamente.

Fuente: http://www.diariosalud.net/

Noticia publicada el 07/09/2010

© Mujer y Vida (2011)