Traduzca la página
Noticias

Secciones

Los carcinomas pueden ser genéticos en familias de pacientes jovenes con cáncer de mama (Br J Cancer)

En un reciente estudio de los investigadores de la University of Melbourne (Australia), que resalta las bases genéticas del cáncer, se revela que las parientes próximas de las mujeres, a las que se les diagnostica un cáncer de mama antes de los 35, tienen también un alto riesgo de desarrollar tanto cáncer de mama como otros tipos de tumores.

 

En el estudio, publicado por el “British Journal of Cancer”, considerado el más grande basado en población hasta la fecha, el riesgo, a distintos grados, pareció ser mayor para los cánceres de mama, próstata, pulmones, cerebro y tracto urinario entre padres, hermanos, madres y hermanas de las pacientes de cáncer de mama menores de 35. Este rango de edad explica cerca de uno de cada 40 casos de cáncer de mama en Australia, manifestaron los autores del estudio.

 

"Queríamos saber qué causaba la aparición precoz del cáncer de mama en estas mujeres y hallamos algunos resultados que no esperábamos acerca de sus parientes", aseguró John Hopper, autor principal del estudio. "Los resultados sugieren que podría haber genes no descubiertos que causan cáncer de mama en estas jóvenes, y quizá otros tipos de cáncer en sus familias", agregó.

 

La sugerencia de lo que podría ser un nuevo síndrome genético del cáncer surge del trabajo enfocado en 2.200 padres y hermanos de 500 pacientes de cáncer de mama australianas, canadienses y estadounidenses, las cuales recibieron su diagnóstico antes de los 35 años.

 

En el estudio no se incluyeron las familias que tienen anormalidades génicas importantes, que se sabe que incrementan el riesgo del cáncer (BRCA1 y BRCA2). Entre el grupo restante de participantes, los investigadores hallaron que los padres y hermanos de las pacientes de cáncer de mama se enfrentaron a un riesgo cinco veces superior de cáncer de próstata. Las madres y las hermanas se enfrentaron al doble del riesgo de cáncer de ovario y a cuatro veces el riesgo de cáncer de mama.

 

En general, los autores del estudio hallaron que los parientes cercanos presentaron un aumento de tres veces en el riesgo de cáncer de cerebro, de ocho veces en el de pulmón y de cuatro veces en el de tracto urinario.

Doyma JANO.es

Noticia publicada el 19/10/2010

© Mujer y Vida (2011)