Traduzca la página
Noticias

Secciones

El futuro de la radioterapia será realizarla en una sola sesion el mismo día que se extirpa el tumor

Europa Press

La radioterapia intraoperatoria podrá ser eficaz, en un futuro, con una sola sesión realizada el mismo día en el que se extirpa el tumor de paciente, según afirma el presidente de la Societat Catalano Balear Oncología (SCBO), el doctor Manuel Algara, que será el encargado de presentar el próximo lunes en Barcelona el Libro Blanco de la Oncología Radioterápica.

 

El doctor Algara ha destacado que la Oncología Radioterápica ha comenzado un proceso de evolución en el que las nuevas tecnologías facilitarán el tratamiento de los pacientes con cáncer, mejorando su efectividad y reduciendo, aún más, la toxicidad, un elemento que ha supuesto un verdadero estigma para la profesión y que poco a poco se va superando.

En la actualidad explica  en trastornos como el cáncer de mama, los controles locales después de cirugías conservadoras tiene una eficacia de entre el 95 y el 98 por ciento, pero a costa de que las pacientes acudan todos los días durante siete semanas a la consulta de Oncología Radioterápica.

 

Por este motivo, continua, la línea a seguir es hacer la radioterapia más cómoda, reduciendo las sesiones a cinco, tres e incluso una semana, teniendo como meta final introducir la irradiación dentro del quirófano.

 

Poco a poco se va avanzando en esta línea incluyendo nuevos sistemas de imagen como control del tratamiento y aparatos que realizan tomografías por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) y al mismo tiempo irradian, mejorando la efiacia y reduciendo la toxicidad, comenta el doctor Algara, que ha participado en la elaboración del Libro Blanco de la Oncología Radioterápica, impulsado por la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y ProStrakan.

 

En este sentido, el presidente de la SCBO ha querido subrayar la importancia que tiene convencer a las autoridades sanitarias para que le den prioridad a la innovación tecnológica.

Aunque el aparato funcione bien puede estar obsoleto tecnológicamente, y no se puede esperar a que deje de funcionar para renovarlo, argumenta.

 

No obstante, el doctor Algara reconoce que la Administración ha hecho un gran esfuerzo en los últimos años para que estemos prácticamente al nivel tecnológico del resto de países europeos, aunque no se debe caer en el error de que con eso basta, la inversión tiene que seguir para mejorar la atención de los pacientes españoles.

 

Gracias a ello, hemos mejorado muchísimo en la reducción de la toxicidad, tanto cutánea, como gastrointestinal y urinaria, algo que permite aumentar ligeramente la dosis y, al mismo tiempo, mejorar los resultados en control local y supervivencia, asegura este experto.

 

Noticia publicada el 25/10/2010

© Mujer y Vida (2011)