Traduzca la página
Sexualidad después de un cáncer de mama

Sexualidad después de un cáncer de mama

mujeryrosasmujeryvida.jpg

Sentirse sexualmente atractiva, capaz de expresar y gozar tu sexualidad después del cáncer de mama influye en el proceso de recuperación.

La pérdida de una mama no te hace menos atractiva ni excitante.

Tu pareja se perturba más por tu vivencia del proceso y la remota posibilidad de perderte.

El cáncer no es contagioso. Ni los efectos secundarios de la quimioterapia ni de la radioterapia tienen efectos indeseables en tu pareja.

La pérdida de interés en la actividad sexual deriva muchas veces del cansancio y estrés de los tratamientos. Si no te encuentras con fuerzas para mantener una relación sexual vigorosa, puedes gozar de la intimidad con tu pareja con caricias, gestos o palabras.

La pérdida de interés y deseo sexual en algunas mujeres tiene que ver con la testosterona y los estrógenos. Pide a tu médico revisar estos niveles.

Sexualidad y sensualidad van inexorablemente de la mano.

La búsqueda de la segunda nos lleva a la primera. Disfruta de colores, olores, sabores, sonidos, música, masajes, baños relajantes, etc.

La excitación derivada de la caricia de tus pezones se ve alterada por la mastectomía bilateral y la radiación local. Es sorprendente observar como otras zonas asumen este papel erógeno siendo igualmente placenteras.

Algunos medicamentos utilizados en la quimioterapia suprimen la producción de estrógenos y pueden interrumpir las funciones reproductivas y sexuales, temporal o definitivamente.

La menopausia prematura causada por la quimioterapia trae los mismos cambios que la menopausia natural, pero de forma más abrupta. Sus síntomas se alivian con ungüentos de vitamina A y

D, lubricantes, e incluso cremas que contienen estrógenos

Tomate el tiempo y la atención que necesites para gozar tu sexualidad sintiéndote a gusto y segura. Y si no estás lista, espera.

Si no te encuentras a gusto completamente desnuda, mantén el nivel de privacidad que desees utilizando tu ropa parcialmente o luces tenues o indirectas.

Si no tienes relaciones amorosas, siéntete a gusto con tu cuerpo.

Los masajes periódicos reducen el estrés. El que otra persona entre en contacto con tu cuerpo ayuda a que te aceptes más rápidamente.

Tu pareja puede tratar de retomar las relaciones sexuales anticipadamente para demostrarte que te quiere y que te sigue encontrando atractiva o reprimirse por miedo a causarte molestias o dolor.

Es importante el establecer una buena comunicación.

En algunas parejas adaptarse a estos cambios puede ser tenso.

Sobretodo donde había problemas previos que no se resolvieron anteriormente, haciendo el proceso del cáncer más doloroso.

Cuenta con los demás para solucionar los problemas. Nuestra pareja, nuestros amigos, un médico, un psicólogo, una enfermera, un grupo de mujeres que hayan pasado por lo mismo nos pueden ayudar.

No pares hasta encontrarte a gusto.

Mujer y Vida

Viajes y salud.
Noticias
Joven de 16 años inventa sensor para detectar cáncer en cincos minutos A los 15 años, Jack Andraka, un estudiante estadunidense de secundaria, l...
Curar el cáncer ha sido, es y seguirá siendo la gran batalla perdida del ser humano. O no. Unos científicos israelíes han anunciado que están a un pas...
Todo empezó hace unos 8 meses. El 14 de enero, mi marido y yo fuimos a nuestra primera consulta de Reproducción Asistida. Llevamos 4 años intentando s...
© Mujer y Vida (2011)